3.4.18

(Convocatoria) ENCUENTRO DE MEDIOS LIBRES Y COMUNITARIOS POR LA AUTONOMÍA DE NUESTROS PUEBLOS INDÍGENAS OAXACA

A LOS MEDIOS LIBRES, RADIOS COMUNITARIAS Y PROYECTOS DE COMUNICACIÓN INDEPENDIENTES.
A LOS COLECTIVOS Y ORGANIZACIONES SOCIALES
A LOS PUEBLOS EN RESISTENCIA
A dos meses del ataque a nuestra organización CODEDI Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas, donde tres de nuestros compañeros fueron asesinados, hemos sido testigos de la solidaridad y el apoyo que la lucha por la justicia y los procesos autónomos son capaces de convocar.
Somos una organización autónoma que trabaja por las comunidades indígenas de la sierra sur, costa y valles, solidarios con toda causa justa. Actualmente trabajamos con 50 comunidades formando el sueño de vivir la autonomía desde la práctica cotidiana, con más de 20 años de servicio a los pueblos de Oaxaca.
El 19 de abril de 2013, La Finca Alemania cuyas tierras fueron abandonadas por varios años, fue recuperada por nuestra organización para ocuparse como un centro de capacitación que acompaña el trabajo de las comunidades indígenas.

A pocos años de su recuperación, la lucha sigue por la autonomía de nuestros pueblos indígenas, por la defensa de nuestra cultura, nuestra madre tierra y nuestro territorio. Hoy la finca Alemania es un centro de capacitación que alberga distintos talleres, impartiendo educación a través de los conocimientos académicos, prácticos y vivenciales adaptados a las condiciones y necesidades de cada estudiante, la autonomía es el principal objetivo, generando así una fuente de trabajo que contrarresta la migración y eleva su calidad de vida. En ella se genera la auto sustentabilidad alimentaria a través de la zootecnia y la agroecología. Asi como la formación en medicina tradicional y los oficios tales como la carpintería, mecánica, electricidad, balconería, ladrillería, corte y confección, entre muchos tantos que han servido para fortalecer los procesos de autonomía de nuestros pueblos. Con lo que se preserva la cultura, la lengua, los recursos naturales, los usos y costumbres y el territorio.
En este contexto, donde el neoliberalismo golpea a través de la imposición de mega proyectos extractivistas y del saqueo de los recursos naturales, la contaminación y sobre explotación de la madre tierra pisoteando los derechos civiles y políticos, nosotros reconocemos el valor de los medios libres y comunitarios, que han acompañado no solo los procesos de Resistencia de nuestra organización sino de todos los pueblos indígenas en lucha.
Es por ello que El Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas CODEDI convoca a comunidades, organizaciones, colectivos, hombres y mujeres que se dediquen a la producción, realización de materiales para medios libres como video, radio, revistas, fanzines, folletos, etc. asi como a hombres y mujeres interesados en aprender las técnicas y herramientas para la producción y manejo de medios comunitarios. Al:
Encuentro de Medios Libres y Comunitarios por la autonomía de nuestros Pueblos Indígenas
que se llevará a cabo en el Centro de Capacitacion CODEDI, ex Finca Alemania, Huatulco, Oaxaca. Del 21 al 25 de abril de 2018.
Todo esto con el fin de apoyarnos compartiendo conocimientos en la capacitación de jóvenes que desean realizar estas actividades en sus comunidades. Así como Tejer una red de medios comunitarios para encontrarnos, conocernos y trabajar juntos en la producción de materiales que le sirvan de herramientas a las comunidades para la información y defensa de sus territorios.
Centro de Capacitacion Finca Alemania, Santa Maria Huatulco, Oaxaca. A 02 de abril de 2018
Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas CODEDI
Formulario de inscripción AQUÍ

27.3.18

Ley de seguridad interior: la dictadura del capital (México)

¿A dónde van los desaparecidos? 
Busca en el agua y en los matorrales 
¿Y por qué es que se desaparecen? 
Porque no todos somos iguales
¿Y cuándo vuelve el desaparecido? 
Cada vez que los trae el pensamiento
Rubén Blades, Desapariciones [1984]

Por: Sup Tupa
Resulta ingenuo llegar a creer que la llamada Ley de Seguridad Interior (LSI) tiene como propósito frenar las protestas por un posible fraude electoral en la contienda por el cargo de presidente de la república. En este país ronda un fantasma que no nos es lejano: el espectro de la tragedia colombiana; el de un narcoestado en franco maridaje con las empresas transnacionales. Y es que esta ley tiene que ver más con la reforma energética que con la seguridad del país. 
No se ha mencionado con contundencia el papel del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN), las empresas que cultiva la palma africana así como las empresas mineras. El génesis de esta iniciativa no es sólo contener protestas más elaboradas o más violentas, incluso proyectos populares de tipo revolucionario, sino también servirá también para confirmar la instauración de la dictadura del capital.
Lo que aconteció en Colombia en la década de los años ochentas (años en que se recrudeció la violencia) deja registro de la poderosa fuerza que tiene el capitalismo y como se manifiesta en el control de los estados nación a pesar (y por encima) de las decisiones populares. 
Los grupos antagónicos de la época asumen un papel radicalizado llegando a tomar las armas para combatir construyendo fuertes referentes como las llamadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejercito de Liberación Nacional (ELN) mismos que fueron acusados – por el estado mismo – de contaminarse con otra ala radical de la violencia como lo fue el narcotráfico y las nombradas Bandas del Crimen Emergente (BACRIM). 
Los grupos paramilitares azuzados por el estado colombiano que a su vez se encontraba apadrinados por los gobiernos estadounidenses desde la época de Ronald Reagan generaron a hasta el 30 de agosto del año 2017 la cifra de 84,642 – ochenta y cuatro mil seiscientos cuarenta y dos – desaparecido en Colombia. Fueron los años más oscuros de una nación que se convulsionó por la disputa que se tuvo por el control del país: narcotraficantes, paramilitares, guerrilleros y un ente que direccionaba y que no tardó mucho en definirse como un narcoestado. 
Lo que sucedió en Colombia está sucediendo en México. De acuerdo al secretariado del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, (RNPED) al mes de febrero del año 2018 – de acuerdo a su portal digital hay 34,268 de lo que ellos llaman personas «No localizadas». Para Colombia la respuesta fue una Guerra de Baja Intensidad (GBI) eso mismo se vive en México.

Estructurando el plan contra-insurgente
Y es que en el plano de gobernabilidad del país, las señales de inoperancia del secretariado político del gobierno federal ha mostrado estrechez para actuar; ocasionado que se desborden situaciones que pretenden contener con la fuerza policiaca hoy militar – mimetizada en las estructuras de seguridad pública – no es nuevo ni contraviene a su doctrina. 
En Materia de Seguridad el ejército se auto convoca a intervenir cuando ese enemigo interno rebasa las estructuras civiles y rompen el marco jurídico. Ejemplos: 1968 Tlatelolco, 1994 Chiapas, 2006 Oaxaca, también Michoacán. Todo con un solo criterio: «Amenazan la seguridad interna del país».
Y de este modo buscando explicaciones de cómo es que la SEDENA encuentra la «paz mediática», pero no cesa en su labor de recolectar información a través de su estructura recaudadora de datos conocida como Sección Segunda [Inteligencia]. La SEDENA tuvo la capacidad de detectar las fracturas de los movimientos sociales y armados para someterlos bajo cualquier circunstancia, ya sea cooptándolos o despareciéndolos. 
¿Cómo es que terminó una fracción de las Autodefensas en Michoacán vestidos de azul y encabezando una nobel Guardia Rural?
¿Cómo en el dicho del mismo gobierno la otra parte de las autodefensas terminó formando una “tercera hermandad” filial al crimen organizado?
¿Cómo es que en este andar por el control de las plazas no se ha señalado que existe una tercera búsqueda: la de grupos revolucionarios?
Todas estas circunstancias no pueden ser casualidad. El Plan DN-II aunque no es visible, está en operación y ahora la condiciones políticas se están ajustando para que las llamadas reformas estructurales entre ella la de telecomunicaciones permita un magno operativo sin testigos digitales ya que se avecina la regulación de contenidos en internet.

La declaratoria de un estado de excepción en caso de revueltas. La sustitución de los oficiales civiles en los cuerpos de seguridad pública dependientes de los gobiernos municipales por oficiales militares, así como los destacamentos federales y estatales. Ahora también tiene el control de una fuerza sumamente beligerante que hará el trabajo parapolicial que denunciaba el mismo Ejército Popular Revolucionario (EPR).
En el número 153 de la publicación electrónica del PDPR-EPR, El Insurgente (febrero, 2014), esta organización armada publica un artículo titulado Militarización y paramilitarización en Michoacán: expresión del estado policiaco-militar y la guerra contra el pueblo (pp. 7-10):

«de la mano con el nuevo proceso de acumulación y centralización del capital y en contubernio con la actual junta administrativa, se ha puesto en marcha una ‘nueva’ modalidad, el paramilitarismo ramplón imperialista, que consiste en pertrechar militarmente a mercenarios para hacerlos pasar como defensores de las causas populares…»
En el escenario nacional la SEDENA se ha invisibilizado pero el Plan DN-II sigue avanzando y uno de sus enemigos son los grupos armados como fue la Liga comunista 23 de septiembre en los años setentas, como es hoy el EPR, ERPI, FARP y el EZLN (entre muchos otros) pero ahora también pasan por sus radares los grupos anarquistas que han dado muestra de disposición a la lucha.
Los biocombustibles: la palma africana
La presunta guerra contra el narcotráfico que hoy se presenciamos es sólo una de las piezas de de un tablero de complejas dimensiones en el escenario de la geopolítica. Y en ello se inserta la llamada reforma energética que intenta posibilitar la injerencia de capitales extranjeros en la venta y distribución de combustibles así como la adaptación del uso paulatino de biocombustibles. Nos han vendido la idea a nombre de la conservación del planeta será mejor esto a la utilización de los derivados del petroleo. Veamos.
Una de las plantaciones más recurridas para los biocombustibles ha sido la palma africana y la caña de azúcar mismas que tampoco sería rentable procesarlas sino se contara con los grandes subsidios gubernamentales, del Banco Mundial (BM) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con sus financiamientos a programas como PROCAMPO, destinado a la inversión en las plantaciones. 
Esta misma planta – la palma africana o palma de aceite – ocasionó desplazamientos forzados de comunidades enteras en Colombia llegando a cifras de millones de acuerdo al estudio elaborado por el investigador, Camilo Rey Saboga, en su trabajo: Análisis espacial de la correlación entre cultivo de Palma de aceite y desplazamiento forzado en Colombia (2012)

«El país debe tener 600.000 hectáreas de palma africana”, proclamó Uribe, el presidente de Colombia. Se estima que en 2001 había 170.000 ha de palma aceitera, por lo que se pretende sembrar otras 400.000 más. La Unión Europea financia a través de los Fondos de Cooperación al Desarrollo proyectos para la siembra de palma que “finalmente benefician a los paramilitares” [...] la filial colombiana del BBVA, el Banco Ganadero, “tiene una importante participación en la financiación del sector” de las empresas agrícolas y agroindustriales, que serán el negocio de los paramilitares “desmovilizados”, según los planes del actual Gobierno. […] Desde 2004 el gobierno mexicano impulsa la expansión de las plantaciones de palma africana. Actualmente existen 9 plantas extractoras de aceite de palma en cuatro estados, 6 de las cuales están ubicadas en Chiapas, que es el principal estado productor de palma aceitera en México. Para este año 2009, el gobierno del estado de Chiapas llegaría a un total de 44 mil hectáreas sembradas de palma africana y su gobernador anunció que para 2012 pretende llegar a las 100 mil hectáreas, proyectándose en un futuro a más de 900 mil hectáreas.»
Uno de los objetivos de la llamada transición energética es diversificar las fuentes de energía y no depender únicamente del petroleo – eso suena bien – pero es en este escenario se presenta un nuevo competidor: los biocombustibles y estas empresas tal como sucedió en Colombia no les importará recurrir a una nueva versión de la tierra arrasada – utilizada en Guatemala – para ganar territorios.
La posible implementación de esta estrategia cumpliría con sus propósitos: despojar de sus territorios a las comunidades en nombre de la no contaminación y cuidado del planeta, para con ello cumplir con un doble propósito: restarle fuerza a las agrupaciones campesinas o indígenas que pudiesen pretender una organización. Es el caso de Chiapas en donde el avance principal de la siembra de la palma africana es en la Selva Lacandona, región donde tiene presencia el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). 
Hasta ahora el discurso de estas empresas proponen que las zonas que se están ocupando para sembrar y cosechar su materia prima son áreas que ya no son usadas ni para la siembra ni para el ganado, sin embargo un escenario no deseado es que en aras de competir con el petroleo como combustible primordial, la empresas de biocombustibles pretendan seguir teniendo terrenos para sus plantas base y desplazar los ya de porsí raquíticos territorios de siembra. Lo anterior le da poder a la empresas que importan alimentos – semillas/cereales, frutas y cárnicos – ya que los terrenos serán «arrasados» de un modo moderno en donde encontramos una nueva arista, terrenos ocupados para la siembra de biocombustibles y con ello la importación de alimentos ya que no habrá terrenos para producirlos.

Los paramilitares
En el año 2012 el general colombiano, Óscar Naranjo Trujillo, vinculado de acuerdo a funetes periodísticas a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) fue presentado como el nuevo asesor en seguridad de Enrique Peña Nieto, esta designación llamó la atención de la clase política, cuerpos de seguridad y militares. Y no fue con la llegada de este policía colombiano en que fueron creadas las llamadas autodefensas en Michoacán o Guerrero, pero sí fue cuando se consolidaron en México.
Un dato necesario para este diagrama político es que las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) fue una organización paramilitar contrainsurgente de extrema derecha, que participó en el conflicto armado en Colombia, siendo uno de los grupos criminales que más víctimas dejaron en ese país.
Y es el conflicto de inseguridad que se vive en varios de los municipios de la zona de Tierra Caliente en Michoacán, se suma el problema de los desplazados por la violencia. De ellos ninguna dependencia oficial tiene un registro formal, pero de acuerdo a los propios afectados ya son más de 2 mil 300 familias las que han tenido que salir de zona.
Y es precisamente el auto nombrado Partido Democrático Popular Revolucionario – Ejercito Popular Revolucionario (PDPR-EPR) publicado en su medio de comunicación «El insurgente» [Año 17 Nº 152 Diciembre de 2013 Págs. 20-21] que explica la presencia de las llamadas autodefensa en Michoacán y su papel paramilitar. Se puede leer:

«Son grupos organizados y estructurados bajo la lógica del paramilitarismo ramplón del siglo XXI, tienen patente de Estado y los hilos con que se mueven son manejados desde las distintas zonas militares que hay en estas regiones y zonas; son grupos de mercenarios que han sido adiestrados con forme a los manuales de contrainsurgencia elaborados por los patrocinadores internacionales del terrorismo paramilitar contrainsurgente, es decir, por el imperialismo estadounidense. Estos paramilitares están siendo utilizados para avasallar aún más al pueblo, para imponer y justificar la militarización, para imponer el terrorismo de Estado, para auspiciar los desplazamientos forzados, para acelerar el nuevo proceso de acumulación originaria que se está desarrollando en todo el país. Es falso que hayan surgido de la necesidad de defenderse de los “malosos” de los “carteles del narcotráfico” de los “extorsionadores”… Tan falso como que son “pueblo organizado” que ya está “cansado de las injusticias” y de que “el gobierno no haga nada”, tan falso como las falacias que justifican las reformas neoliberales a través de spots publicitarios en los medios masivos de comunicación.» (PDPR,2013)
Tierras raras
¿Qué son los minerales de tierras raras?
Las tierras raras son 17 minerales con propiedades magnéticas y conductivas que son usados en la mayoría de los dispositivos electrónicos de hoy, incluidos las televisiones de pantalla plana, los smartphones, automóviles híbridos y las armas. Estos minerales son hallados principalmente en China y son vitales para la producción de muchos dispositivos de alta tecnología. 
Las tierras raras tienen aplicaciones en generadores eólicos, automóviles modernos, teléfonos celulares, equipos de comunicación y superconductores. Típicamente un generador eléctrico eólico grande requiere varias toneladas de material magnético hecho con aleaciones de tierras raras como el neodimio o el praseodimio.
Miles de toneladas de aleaciones magnéticas de tierras raras son requeridas para la industria automotriz actual, y con mayor medida en los vehículos eléctricos e híbridos. Millones de celulares vibran y suenan gracias a la acción de diminutos magnetos de tierras raras. Actualmente este lugar ocupa desde el centro sur de México, específicamente Oaxaca que se despliega hacia el norte por el centro de México hasta Tamaulipas y Coahuila doblándose al poniente hacia Durango, Sinaloa y Sonora.
Ante las restricciones de China para seguir explotando minas a cielo abierto para extraer las tierras raras, la unión Europea y Estados Unidos ha buscado encontrar estos minerales en otros territorios en tanto se media la disputa con China, para la exportación de estos productos para sus industrias. Actualmente las empresas electrotécnicas y armamentistas han pensado en México y con el gran recurso que se genera por estas actividades otra serie de desplazamientos humanos se avecina a nombre de el capital y la industria minera.

¿Cómo afectan al medio ambiente?
Tanto la extracción como el procesamiento de las tierras raras causan un elevado impacto ambiental. La extracción se hace en minas a cielo abierto y para su procesamiento se requieren productos químicos muy agresivos. Además, en los minerales de los que se extraen es muy común la presencia de elementos radiactivos como el torio o el uranio. En este contexto, la producción de una tonelada da lugar a entre 9,600 y 12,000 metros cúbicos de gas residual que contiene polvo concentrado, ácido fluorhídrico, dióxido de azufre y ácido sulfúrico, unos 75,000 litros de agua residual ácida y alrededor de una tonelada de residuos radiactivos. Con ello, suponen la eliminación total de la vegetación del área de la mina y también de sus alrededores dada la contaminación que se genera (siendo esta de naturaleza diversa – radiactiva, de partículas o de productos químicos – afectando al aire, la tierra y a las aguas circundantes). Junto al impacto ambiental, cabe añadir los consiguientes impactos sociales, sobre todo en el contexto de la producción agroalimentaria y de la salud.

TLCAN y ASPAN
Es en el campo del comercio donde las tres naciones acordaron mejorar la competitividad de la región para enfrentar las potencias emergente, en particular China e India y se habla de fortalecer los mercados energéticos y es a través de esta alianza que estados unidos busca asegurar su control sobre las reservas de petroleo y gas de México y Canadá
Con un detalle adicional nada despreciable que señala Alberto Arroyo, miembro de la Red Mexicana de Acción contra el Libre Comercio (RMALC) en el Sexto Encuentro Hemisférico contra el ALCA celebrado en La Habana sobre el ASPAN que tiene el objetivo de «fortalecer los esquemas militares y de seguridad para enfrentar la resistencia de los pueblos… es tratar de crear una coordinación estrecha, con planes concertados con los países, para mejorar los esquemas de seguridad que son una forma de enfrentar, como si fueran criminales, a los movimientos sociales».
Hasta el presente los grandes beneficiarios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), no han tenido que enfrentar grandes revueltas populares. Pero, dado el camino que va tomando la situación social al interior de México y hasta en Estados Unidos y Canadá, no es posible descartarlas. La Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN) y la llamada Ley de Seguridad Interior (LSI) parece ser una forma de adelantarse a esos acontecimientos que consideran inevitables, en la medida en que los pueblos sufran las consecuencias del saqueo imperial y de las oligarquías locales.

Conclusiones:
Aún y con el riesgo de errar, la reflexión nos lleva a entender que el señor, López Obrador, NO es un riesgo para el capital financiero, las grandes transnacionales están cumpliendo con su papel de arrebatar – y no sólo a México – su territorio a costa de la vida misma. Las cifras de desaparecidos y ejecutados irá en aumento, la llamada Ley de Seguridad Interior es sólo una arista. Los ataques serán más intensos y constantes en contra de los estudiantes, campesinos, indígenas, magisterio, los sindicatos de salud y mineros. Baste recordad que ya la lucha en estos tiempos violentos no es por un mejor sueldo, o el territorio – así a secas – ahora la lucha es por la vida y con ello recuperar la consigna que hoy se hace más vigente: o son ellos o somos nosotros.

De ese tamaño son sus miedos.
__________________________

Web grafía par saber más:
Amnistia Cataluya, Desapariciones, documento en linea consultado el 4 de marzo del 2018 http://www.amnistiacatalunya.org/…/mu…/f-desapariciones.html
Aristegui Noticias, reportaje, documento en linea consultado el 9 de marzo del 2018 https://aristeguinoticias.com/…/los-escandalos-del-general-…nuevo-asesor-de-pena/
Cambio de Michoacán, Desplazados, documento en linea consultado el 5 de marzo del año 2018 http://www.cambiodemichoacan.com.mx/nota-212719
Diario el tiempo, documento en linea, consultado el 2 de marzo del 2018:http://www.eltiempo.com/…/cifras-a-2017-de-desaparecidos-en…
Oleopalma, web en linea, consultado el 10 de marzo del 2018http://oleopalma.com.mx/rspo/
Procesos, la dictadura del Capital, documento en linea, consultado el 10 de marzo del año 2018 http://www.proceso.com.mx/123135/dictadura-del-capital
Reporte Índigo, Dezplazados, documento en linea consultado el 3 de marzo del año 2018 

Revista Petroquimex, Tierras raras, documento en linea consultado el 7 de marzo del 2018https://petroquimex.com/MayJu…/Especial_Tierras_Raras_ok.pdf
RNPED, Resisto nacional, documento en linea consultado el 13 de marzo de 2018 https://www.gob.mx/…/registro-nacional-de-datos-de-personas-extraviadas-o-desaparecidas-rnped
Rey Saboga,Camilo (2012) Análisis espacial de la correlación entre cultivo de Palma de aceite y desplazamiento forzado en Colombia, documento en línea consultado el 20 de marzo del 2018: (falta)
Vida sostenible, Tierras rarasm documento en línea, consultado el 3 de marzo del 2018 http://www.vidasostenible.org/…/tierras-raras-elevados-dano… por-la- fabricacion-tecnologica/
Wikipedia, Tierras arrasadas, documento en linea consultado el 12 de marzo de del año 2018 https://es.wikipedia.org/wiki/Tierra_quemada
Wikipedia, BACRIM, documento en línea, consultado el 25 de marzo del año 2018 https://es.wikipedia.org/wiki/Bandas_emergentes_en_Colombia

27.2.18

(México) Comunicado anarquista para los que apoyan al Congreso Nacional Indigena

“¿De qué nos van a perdonar?
¿de haber llevado fusiles al combate
en lugar de arcos y flechas?
¿de haber aprendido a pelear antes de hacerlo?”
-Sub comandante insurgente Marcos-
Los anarquistas y otras individualidades libertarias, vemos en la representación electoral un fraude a los procesos de liberación individuales y colectivos de las personas: entrar a los mecanismos legales, públicos y simbólicos del ESTADO, es delegar nuestra libertad para que otros decidan por nosotros, lo que en términos prácticos se traduce a la renuncia voluntaria a nuestra capacidad de elección y acción, es decir, la renuncia voluntaria a ejercer nuestra libertad.
Ya sea que esté bajo el control de capitalistas, burócratas, indígenas u obreros, el ESTADO en sí es la antagonía a la libertad personal, ambiental y social de las personas ¿Por qué lo decimos? Porque éste en los hechos es la máxima organización de control, vigilancia, coerción y represión que la humanidad civilizada ha creado; por ello se nos hace absurdo que la candidata Marichuy del C.N.I (Congreso Nacional Indígena) esté adoptando los mecanismos legales, simbólicos y morales que el Estado legitima para ejercer el poder: al hacer eso se está legitimando al máximo verdugo de la libertad. Sabemos de sobra que no quieren llegar al poder, ni gobernar a la nación, ni que puedan ganar las elecciones, el problema que tenemos con su candidatura es algo más grave a nuestro parecer, nos referimos a la moral que Marichuy imprime a la población, aquella moral del Pastor y el rebaño, que es la moral de los voceros, líderes, sacerdotes, burócratas, profetas, empresarios y partidos que van guiando a la población con el argumento de representar la voluntad de las mayorías, negándoles así –a las personas y pueblos– la libertad de acción inmediata para conquistar su libertad, puesto que los representantes políticos son filtros, bloqueos, dosificadores,  que limitan y/o impiden la acción directa para que las personas y los pueblos se den a sí mismos la libertad y dar cuenta que para hacerlo no se necesitan intermediarios.
La lógica del que manda y obedece, del amo y sus fieles, del tirano y sus esclavos, del burgués y sus empleados, del vocero y sus partidarios.  Es la vieja canción de obedecer al que manda porque sabe, porque supuestamente conoce el camino correcto para todos en cualquier tiempo y lugar ¡Patrañas! Esa moral es en concreto, el pastor que guía a su ganado al matadero. Es absurdo creer y apoyar a líderes carismáticos que te prometen la liberación, puesto que la libertad y el bienestar nadie te la puede otorgar, uno mismo es quien debe procurárselas por medio del cuidado de sí, la solidaridad y apoyo mutuo que no requieren de grandes organizaciones, ni de partidos, mediadores simpáticos o proyectos de masas que requieran una gran organización donde la agentividad de los individuos sea reducida a una colectivización dogmática de un proyecto político.
No queremos ni vamos a aceptar ser gobernados por nada y nadie, combatiremos hasta la muerte toda forma y proyecto de gobierno, control y coacción; por ende ese eslogan de “Consejo de GOBIERNO indígena” nos causa repugnancia, puesto que sabemos que todo gobierno es fuerza y represión –como dirían los CRASS– o como bien lo señalaba y enunciaba P.J. Proudhon:
«Ser gobernado significa ser vigilado, inspeccionado, espiado, dirigido, legislado, reglamentado, encasillado, adoctrinado, sermoneado, fiscalizado, estimado, apreciado, censurado, mandado. Ser gobernado significa ser anotado, registrado, empadronado, sellado, medido, evaluado, cotizado, patentado, licenciado, autorizado, apostillado, amonestado, contenido, reformado, enmendado, corregido, al realizar cualquier operación, cualquier transacción, cualquier movimiento. Significa, so pretexto de utilidad pública y en nombre del interés general; verse obligado a pagar contribuciones, ser inspeccionado, monopolizado, depredado, presionado; luego a la menor queja, reprimido, multado, vilipendiado, maltratado, desarmado, agarrotado, encarcelado, juzgado, condenado, deportado, y, para colmo, burlado, ridiculizado, ultrajado, deshonrado. ¡Eso es el gobierno, esa es su justicia y su moral!»  (1851)[i]
Vengan de quien vengan, rechazaremos siempre las propuestas de ser dirigidos y organizados por algún líder carismático o por voceros de voluntades populares que realmente sólo se representan a sí mismos y a sus lacayos sedientos de ejercer poder. No importa si quien pretende gobernar es mestizo, negro, blanco o indio, quien planea y realiza proyectos para gobernar, hace propuestas para controlar las voluntades ajenas a la suya, negando por ende la libertad intrínseca que tenemos no sólo los seres humanos, sino todo los seres vivos. La decisión de accionarnos DIRECTAMENTE por nuestras vidas, es anulada por aquel aparato moral y social que llamamos democracia, ya sea directa o representativa. De sobra sabemos que su campaña no la hacen por los votos (aunque sí lo hacen por el poder que la INE otorga por medio del Estado) y lo que buscan es un llamado a la organización, pero ese llamado es el mensaje del pastor hacia sus borregos, del amo hacia sus sirvientes.  Obedecer los dictados del C.N.I implica que la gente no sé esté organizando por sí misma, sino por los intereses de sus líderes y sus deseos de ejercer poder sobre la sociedad, es decir, de GOBERNAR; la gente simpatizante de  Marychuy se está organizando por la moral implícita de seguir al líder que promete esperanzas de liberación. Dicen que lo hacen por estrategia ¿Cuál estrategia? ¿La de defender por medio de los mecanismos del Estado al territorio mexicano del extractivismo neoliberal con el que se suponía que estaban en guerra? Cómo pretenden lograrlo cuando los mecanismos que ahora mismo realizan –pedir la INE para registrar a Marychuy en la boleta para las elecciones federales del 2018 por ejemplo– son mecanismos que pactan con los verdugos del Estado y la industria, que neutralizan los proyectos legítimos de autonomía y PACIFICAN LAS INSURRECCIONES que de verdad buscan acabar con cualquier forma de gobierno, incluyendo las formas de gobierno izquierdistas.
Leyendo múltiples comunicados, entrevistas y viendo infinidad de documentales del EZLN y el CNI, dimos cuenta que su estrategia es NACIONALISTA y por ende implícitamente pregonan los valores de la territorialidad nacional que equivale a sostener que hay que mantener una serie de fronteras territoriales que deben ser protegidas por un ejército y custodiadas desde el interior por la policía, es decir, un orden nacionalista encaminado a la vigilancia, el castigo, la coacción, el sufrimiento, la sumisión a una serie de leyes jurídicas que protegen los intereses de esa colectividad fanática, ortodoxa, orgullosamente racista que llamamos México. El mismo sub comandante Marcos dice que se dieron cuenta al momento de combatir al gobierno que no se enfrentaban al Estado, sino a un poder extra nacional que es el capitalismo global, entonces: ¿Es por eso que han entregado su lucha a los mecanismos del Estado para proteger a la nación mexicana de los grandes capitales, con la esperanza de que los aparatos burocráticos, policiales y militares limiten la invasión de capitales extranjeros? ¡Absurdo! El territorio, la naturaleza, los pueblos, las individualidades, saben y pueden defenderse sin mediadores y justo por los mediadores (Estado/líderes/burócratas) es que los bosques y comunidades están siendo arrasados, pues limitan la capacidad de acción, defensa y ataque contra las embestidas del proyecto industrial de civilización. Sabemos de sobra que enfrentar a la industria y al Estado conlleva enfrentar directamente a la policía, al ejército, paramilitares e inclusive a la misma sociedad civil, que ve en la destrucción de la naturaleza una forma de progreso, pero  sólo en el enfrentamiento directo con los verdugos de la Vida, es como realmente se defienden las cosas, y no por medio de mecanismos democráticos, legales y pacifistas. Los movimientos pacifistas y legalistas acaban siendo aplastados por el Estado a la hora de las disputas territoriales que suceden, por ejemplo cuando comunidades rurales se oponen a algún mega proyecto: hay detenidos, encarcelados, torturados y muertos, al cabo de unos años el mega proyecto se instala y todos los esfuerzos son inútiles, llega a pasar –y es el menos de los casos– que la legalidad del Estado falla en favor de las comunidades y suspende el mega proyecto, pero pasa igual, que dicho mega proyecto sigue abierto, latente, sólo postergando su implementación, esperando el momento en que la ley (los jueces) le otorgue mejores condiciones para su ejecución. Si se va a defender la tierra, los ríos, si se va a luchar contra la gentrificación, se hace de forma directa, sin mediaciones y sin posturas ridículas de pacifismos que sólo sirven para reproducir lógicas de victimización. Estamos hartos de todas esas organizaciones de derechos humanos que viven de bajar recursos del Estado para hacer documentales y registros de como las comunidades y las individualidades son brutalmente reprimidas, hartos de que medien las luchas, hartos de que metan demandas en supuesta defensa de los afectados por el Estado, demandas que nunca son cumplidas ¡Absurdo es que el mismo Estado se castigue a sí mismo!
Aquella paz pregonada por la legalidad es la paz del cementerio, por ello vemos en la lucha frontal contra la industrialización y el Estado, la única vía para defender nuestras vidas de la devastación que acontece todos los días. Devolver golpe por golpe, muerte por muerte a los verdugos es la única forma de ganarles a esos bastardos quita vidas ¡No queremos la paz, queremos la victoria! Sabemos que ustedes dicen que es imposible derrotar al Estado, pero pasa que es posible, cuantas veces las insurgencias acabaron con la dominación estatal, cuantas veces los proyectos libertarios triunfaron ¡Muchas, muchas veces! Pero pasó que, los izquierdistas que añoraban el viejo orden, devolvieron a la sociedad la organización Estatal y con ello el Gobierno y con el gobierno los mecanismos de control, vigilancia, castigo y sometimiento que impiden a todo ser vivo la libertad, nos referimos así, porque no sólo la libertad de nuestra especie importa, sino la de todas.
Ahora bien, antes de sentir desprecio –cosa que sabemos que ya sienten algunos–  por nosotros los anarquistas y nuestra indómita postura de combatir toda forma de control, gobierno o partido que sea tanto de derecha, centro o izquierda, recuerden que el movimiento anarquista fue el que provocó e inició la revolución mexicana –nunca descartando métodos violentos–, recuerden que Emiliano Zapata fue influido decisivamente por los anarquistas en su ideario revolucionario –a pesar de que los magonistas rechazaron en 1913 unir fuerzas con sus filas por considerar su lucha limitadamente regionalista y reformista-[1] , recuerden que la frase de Tierra y Libertad es una frase de origen anarquista, recuerden que la frase de para todos todo, para nosotros nada –que todo mundo piensa que es del Sub– es una frase de los hermanos Flores Magón, anarquistas que fueron encarcelados y muertos por jamás aceptar, pactar o negociar con el Estado. Es por eso, que desde un análisis histórico y actual de la situación, la estrategia del CNI se nos hace un desperdicio de energías, consideramos contraproducente la pacificación de las luchas que la candidatura de Marichuy está provocando, pues esa candidatura significa el pacto y negociación con los verdugos que administran el Estado, es decir, admitir y reconocer al gobierno en su función supuestamente legítima de Control, Vigilancia y Castigo sobre las personas. Es someterse a los calendarios institucionales de los que mandan y de los que obedecen ¿Por qué visualizar su lucha por medio de una candidatura que se da en los marcos de tiempo y espacio de las elecciones federales? ¿Para irrumpir en el poder Estatal? ¡Para nada! Sólo le hacen juego al Estado, sólo acaban por legitimar explícitamente  y acatar implícitamente las determinaciones y ordenes de los que gobiernan y administran esta masacre que se llama progreso, que se llama Estado e industria.
Ahora bien, tenemos otra cosa que decir –así es, más cosas– queremos cuestionar los estatutos que el EZLN tiene como carta de presentación y que muchos de sus seguidores han tomado acríticamente: Para empezar, desde el título de “Buen Gobierno” la cosa ya se pone bastante fea, porque no pueden haber buenos gobiernos, ya que –como se ha reiterado muchas veces ya– el gobierno es vigilancia, castigo, control, obediencia; respecto a eso de la obediencia, el primer punto de la carta de buen Gobierno del EZLN dice “Obedecer no mandar” esa lógica sólo favorece a los que justamente mandan en los gobiernos y partidos (¡Que astutos los líderes del EZLN y el CNI!)  Uno de los más grandes problemas de la humanidad ha sido y es la obediencia masiva; los grandes problemas de la humanidad se han dado justo por la obediencia y no por haber desobedecido. Respecto al segundo punto que dice “representar y no suplantar” ¿No  es acaso que la representación –en términos políticos– es suplantar al otro porque ese otro lo derogó obligada o voluntariamente su voluntad de acción? Representar políticamente como se dijo desde el principio de este texto, es negarle a las personas la capacidad de accionarse directamente por su libertad y destino ¿Acaso esta dinámica de representación política es una dinámica cómoda para las clases medias y altas que ven en el CNI y MORENA una esperanza de Cambio sin tener que mancharse sus ropas y manos? Respecto al cuarto punto que dice “Servir no servirse” Es justo una moral de esclavos, que beneficia a los que mandan en las grandes organizaciones políticas ya sean de centro, derecha o izquierda, es una lógica que ayuda los voceros/dirigentes/ líderes de los partidos como lo es el CNI. El quinto punto dice: “Bajar, no subir” otro valor de esclavos, de victimización y auto rebajamiento para que los sujetos que están arriba, lo estén eternamente ¡Para nosotros se trata ni de subir ni de bajar, sino de construir nuevos mundos horizontalmente (sin bajar ni subir políticamente), que por diferentes modos sean todos equitativos, sin auto rebajamiento político! Respecto al último punto que dice “dar la vida, no quitarla” Para nosotros esa frase es de los más delicada, porque la Vida es lo más preciado, lo más hermoso que hay en la existencia, así que darla por un partido político, por el líder carismático o por los directivos y sus valores democráticos y populares se nos hace absurdo: la lógica del mártir es también moral para esclavos, que se sacrifican por causas que muchas veces ni siquiera comprenden a fondo o les son enteramente suyas. Para nosotros eso de dar la vida al combatir al Estado, a la industrialización de la existencia, no es un sacrificio, ni un deber instituido en normas sociales, por y del partido o de la voluntad popular, sino compromisos que asumimos desde el momento en que decidimos ser libres y serlo por medio de la acción directa, sin mediadores que vivan como parásitos del poder y la obediencia de quienes le rodean y siguen …y para nosotros dar muerte a un banquero, cacique, biotecnólogo o al fascista de tu cuadra, es algo bello, una violencia hermosa que no anhela la paz, sino la victoria; es feo, terrible matar, pero a veces es necesario eso de quitar vidas, depende del contexto y por qué se hace, pero jamás la volveríamos un mandamiento, menos en estatuto moral de una “carta de buen gobierno” … y si, preferimos dar vida que quitarla, pero a veces para darla hay que matar a quienes asesinan a la Vida con esos proyectos industriales donde el Estado es el principal blindaje para que se lleven a cabo.
Esta carta ha sido escrita por anarquistas que amamos la libertad, por alegres saboteadores de gobiernos y empresas. Que critiquemos tan duramente al CNI y algunos aspectos del EZLN no quiere decir que nos opongamos en ningún momento a las luchas legítimas por la libertad y liberación de los pueblos originarios de América y del mundo, al contrario, somos cómplices de todos aquellos “indios” que se niegan al progreso, que se han saboteado maquinarias, que han realizado bloqueos y barricadas para frenar el progreso ecocida de los mega proyectos de muerte, somos cómplices de todos aquellos que se enfrentan directamente al poder, que resisten y más que resistir combaten golpe por golpe, muerte por muerte a los gobiernos y empresas asesinas, que al fin y al cabo son la cara de la misma moneda. Nosotros los anarquistas y otras individualidades y colectivos libertarios hemos sufrido amenazas de muerte, persecución. encarcelamientos, muerte de compañeros y por ello conocemos perfectamente lo que significa luchar sin treguas contra los verdugos que ejercen el poder desde la economía y la legalidad industrial y civilizada, más no por ello nos asumimos como víctimas o negociamos con el Estado y las empresas, al contrario, nos asumimos cada vez más como voluntades guerreras que atacaran en la clandestinidad, dando estratégicos, duros y letales golpes al sistema de muerte en los puntos donde más le duele … y en lo cotidiano seguiremos tejiendo redes de afinidad, llevando a cabo un sin fin de proyectos autogestivos, dando apoyo a todos los proyectos autonómicos y de liberación de las poblaciones que así lo hayan decidido. Esta crítica es porque vemos en la candidatura de Marychuy cosas que lejos de hacer avanzar la liberación, la retrasan; el apoyo hacia las comunidades indígenas de México y el mundo por parte de los anarquistas siempre ha estado ahí… y lo seguirá estando, porque uno de los problemas más graves de la humanidad ha sido el colonialismo y no cesaremos de luchar contra él hasta verlo arder en las llamas de la acción directa.
Algunos anarquistas por la Anarquía
28 de Noviembre 2017, desde algún lugar de México.
Notas
[i]  Proudhon, P.J. (1851), Idea general de la revolución en el siglo XIX.
[1] En el libro Magonismo: historia de una pasión libertaria 1900-1922 de Salvador Hernández Padilla se recopilan algunos datos que exponen las diferencias y conexiones que había entre  el zapatismo y el magonismo anarquista. Entre la información destaca la correspondencia personal  entre Emiliano Zapata y miembros de la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano.
Fuente | Propagación Anárquica.

8.2.18

Muerte y funeral de Piotr Kropotkin

La noche del 21 de diciembre de 1919, junto con otros 248 prisioneros políticos, Emma Goldman fue deportada de EEUU. Su destino fue la Rusia bolchevique, país que recorrió durante dos años. Su experiencia, ilusionada al principio, desengañada después, la contó en Mi desilusión en Rusia, un texto que ahora se ha traducido en su integridad por primera vez al castellano. Llegará a las librerías este febrero, editado por El Viejo Topo.
Cuando llegué a Moscú en enero de 1921, me enteré de que Piotr Kropotkin estaba aquejado de neumonía. Inmediatamente, me ofrecí a cuidar de él, pero como ya le estaba asistiendo una enfermera y la dacha de Kropotkin era demasiado pequeña como para dar cobijo a visitas extraordinarias, decidimos que Sasha Kropotkin, quien por entonces se hallaba en Moscú, iría a Dmítrov para comprobar si mi presencia allí era realmente necesaria. Mi idea inicial era viajar a Petrogrado al día siguiente. Estuve esperando la llamada desde el pueblo hasta el mismo momento de mi partida. Al no llegar, supuse que Kropotkin se estaría recuperando. Dos días después, ya en Petrogrado, Rávich me informó de que Kropotkin había empeorado y que me estaban reclamando para que me personara enseguida en Moscú. Me puse en camino de inmediato, pero por desgracia mi tren se retrasó diez horas, así que llegué a Moscú demasiado tarde para hacer la conexión con destino a Dmítrov. No había por entonces trenes matutinos que llevaran al pueblo, así que hasta la tarde del 7 de febrero no pude finalmente ocupar el asiento de un tren rumbo a mi destino. Luego, la locomotora se fue a por combustible y no regresó hasta la una de la madrugada del día siguiente. Cuando por fin llegué a la dacha de Kropotkin, el 8 de febrero, conocí la terrible noticia de que Piotr había fallecido hacía más o menos una hora. Había requerido mi presencia en repetidas ocasiones, pero yo no había estado allí para prestar un último servicio a mi querido maestro y camarada, uno de los espíritus más grandes y nobles del mundo. No se me concedió el don de pasar junto a él sus últimas horas. Ahora al menos, permanecería allí hasta que le condujeran al lugar de su último reposo.
Dos cosas me habían impresionado en especial durante las dos visitas previas que había hecho a Kropotkin: su ausencia de resentimiento hacia los bolcheviques y el hecho de que nunca hubiera aludido a sus apuros y privaciones. Solo entonces, mientras la familia se preparaba para el funeral, me enteré de algunos detalles de su vida bajo el régimen comunista. A comienzos de 1918, Kropotkin había reunido en torno a él a algunos de los especialistas más capaces en política económica. Su intención era realizar un meticuloso estudio de los recursos de Rusia, reunir su exposición en monografías y llevarlos a la práctica durante la reconstrucción industrial del país. Kropotkin era el editor al cargo del proyecto. El primer volumen estaba listo, pero nunca llegó a ser publicado. La Liga Federalista, nombre por el que era conocido este grupo de científicos, fue disuelta por el Gobierno y todo el material confiscado.
Acusada de estar implicada en el asesinato del presidente McKinley, Emma fue detenida en 1901.
En dos ocasiones fueron requisadas las viviendas de Kropotkin en Moscú, viéndose la familia forzada a buscar otro alojamiento. Fue entonces, después de aquellas experiencias, cuando los Kropotkin se mudaron a Dmítrov, donde el viejo Piotr se convirtió, en contra de su voluntad, en un exiliado. Kropotkin, cuya casa había reunido en el pasado lo más florido del pensamiento y las ideas de cualquier lugar, se veía ahora obligado a llevar la vida de un recluso. Sus únicos visitantes eran campesinos y trabajadores del pueblo y algunos miembros de la intelectualidad que tenían por costumbre acudir a él con sus problemas y desgracias. Él siempre había estado en contacto con el mundo gracias a un gran número de publicaciones, pero en Dmítrov no tenía acceso a esas fuentes. Sus únicos canales de información allí eran los dos periódicos gubernamentales, Pravda e Izvestia. También se encontró muy limitado en lo referente a su trabajo sobre la nueva Ética una vez se fue a vivir al pueblo. Se sentía mentalmente hambriento, lo que para él suponía una tortura mayor que la malnutrición física. Es cierto que le daban un payokmejor que al individuo medio, pero incluso así este resultaba exiguo para mantener sus debilitadas fuerzas. Afortunadamente, de tanto en tanto recibía, de muy distintas procedencias, ayuda en forma de provisiones. Sus camaradas del extranjero, así como los anarquistas de Ucrania, a menudo le enviaban paquetes de comida. En una ocasión, recibió algunos regalos de parte de Majnó, por entonces proclamado por los bolcheviques como el terror de la contrarrevolución en la Rusia meridional. Los Kropotkin sentían en particular la falta de luz. Cuando les visité en 1920, se consideraban afortunados por estar en disposición de tener una habitación iluminada. La mayor parte del tiempo, Kropotkin trabajaba bajo el titilar de una minúscula lámpara de aceite que casi le había dejado ciego. Solía pasar sus notas a máquina durante las breves horas del día, tecleando lenta y dolorosamente cada una de las letras.
Sin embargo, no fue su falta de comodidad lo que fue minando sus fuerzas. Fue la idea de que la Revolución había fracasado, los apuros de Rusia, las persecuciones y los rasstrels–los fusilamientos– sin fin, lo que convirtió los dos últimos años de su vida en una verdadera tragedia. Intentó hacer entrar en razón a los dirigentes de Rusia en dos ocasiones: la primera, protestando contra la supresión de todas las publicaciones no comunistas; la segunda vez, contra la bárbara práctica de tomar rehenes. Desde que la Checa había comenzado sus actividades, el Gobierno bolchevique había oficializado la toma de rehenes. Viejos y jóvenes, madres, padres, hermanas, hermanos, incluso niños, eran mantenidos como rehenes por el supuesto delito de alguien de su familia y del que a menudo no sabían nada. Kropotkin consideraba aquellos métodos inaceptables bajo cualquier circunstancia.
Imágenes del entierro
En el otoño de 1920, miembros del Partido Socialista Revolucionario que habían logrado salir al extranjero, amenazaron con represalias si la persecución comunista de sus camaradas continuaba. El Gobierno bolchevique anunció en su prensa oficial que por cada víctima comunista se ejecutaría a diez socialistas revolucionarios. Fue entonces cuando los famosos revolucionarios Vera Figner y Piotr Kropotkin enviaron sus protestas a quienes ostentaban el poder en Rusia. Señalaron que esas prácticas eran la peor mácula que podía caer sobre la Revolución Rusa, un mal que ya había provocado unos resultados terribles durante sus últimos coletazos: la historia nunca perdonaría ese proceder.
La otra protesta se llevó a cabo en respuesta al plan del Gobierno de «liquidar» todos los negocios privados del mundo de la edición, incluyendo los de las cooperativas. La protesta se dirigió a la presidencia del Congreso Panruso de los Sóviets, que por entonces estaba celebrando una sesión. Sería interesante resaltar que el propio Gorki, un funcionario del Comisariado de Educación, había enviado también una protesta parecida. En su queja, Kropotkin pedía que se prestara atención al peligro que una política como aquella supondría para todo el progreso, de hecho, para todo el pensamiento, e hizo hincapié en que un monopolio estatal de esas características prácticamente imposibilitaría el trabajo creativo. No obstante, las protestas no surtieron efecto. A partir de ahí, Kropotkin comprendió que era inútil recurrir a un gobierno al que el poder había enloquecido.
Durante los dos días que pasé en el hogar de los Kropotkin, conocí más detalles de su vida personal que durante todos los años que le había conocido. Ni siquiera sus amigos más próximos estaban al tanto de que Piotr Kopotkin era un artista y un músico de gran talento. Entre sus efectos, descubrí una colección de pinturas de mucho mérito. Amaba la música con pasión y había llegado a ser un músico de rara capacidad. Gran parte de su tiempo libre lo pasaba ante el piano.
Y ahora yacía en su sofá, en su pequeña sala de trabajo, aparentemente plácidamente dormido, con su expresión tan amable en muerte como lo había sido en vida. Miles de personas peregrinaron hasta la dacha de Kropotkin para rendir homenaje a aquel gran hijo de Rusia. Cuando sus restos fueron trasladados a la estación para ser conducidos a Moscú, todos los habitantes del pueblo asistieron al impresionante cortejo fúnebre para expresar su último y afectuoso adiós al hombre que había vivido entre ellos como amigo y camarada.
Y fueron los amigos y camaradas de Kropotkin quienes decidieron que serían las organizaciones anarquistas las que debieran hacerse cargo en exclusiva del funeral, de modo que a este fin se constituyó en Moscú la Comisión para el Funeral de Piotr Kropotkin, integrada por representantes de varios grupos anarquistas. El Comité envió un cable a Lenin, pidiéndole que ordenara la liberación de todos los anarquistas encarcelados en la capital, dándoles así la oportunidad de participar en el funeral.
Debido a la nacionalización de todo el transporte público, de los negocios de imprenta y demás, la Comisión para el Funeral organizada por los anarquistas se vio obligada a recurrir al Sóviet de Moscú para que este le permitiera llevar a buen puerto el programa del funeral. Habiendo sido privados los anarquistas de su propia prensa, la Comisión tuvo que solicitar a las autoridades la publicación del material relacionado con el plan del entierro. Después de discutir considerablemente, se logró el permiso para imprimir dos folletos y para publicar un boletín de cuatro páginas que conmemorara la figura de Kropotkin. La Comisión pretendía que la publicación fuera editada sin censura y declaró que su contenido estaría formado por apreciaciones sobre nuestro fallecido camarada, sin incluir cuestiones polémicas. Esta pretensión fue categóricamente rechazada. Al no tener otra opción, la Comisión se vio forzada a ceder, así que se enviaron los manuscritos a la censura. Para evitar la posibilidad de quedarse sin ninguna publicación conmemorativa a causa de las tácticas retardatorias del Gobierno, la Comisión para el Funeral resolvió abrir, bajo su responsabilidad, una imprenta anarquista que las autoridades gubernamentales habían clausurado. El boletín y los dos folletos se imprimieron en ese establecimiento.
En el centro, Emma Goldman dirigiéndose a los presentes en el entierro
En respuesta al cable enviado a Lenin, el Comité Central Ejecutivo Panruso de los Sóviets resolvió «proponer a la Comisión Extraordinaria Panrusa (VCheK) que soltara, siguiendo su propio criterio, a los anarquistas encarcelados para que participaran en el funeral de Piotr Kropotkin». A los delegados enviados a la Checa se les preguntó si la Comisión para el Funeral garantizaría el regreso de los prisioneros. Ellos respondieron que esa cuestión no había sido tratada. Acto seguido, la Checa rechazó liberar a los anarquistas. La Comisión para el Funeral, al ser informada sobre cómo había evolucionado la situación, garantizó de inmediato el regreso de los prisioneros una vez cebrado el entierro. Sin embargo, la Checa respondió que no había anarquistas en prisión que, a juicio del director de la Comisión Extraordinaria, pudieran ser liberados con ocasión del funeral.
Los restos del fallecido fueron velados en la Sala de las Columnas del Templo Obrero de Moscú. La misma mañana del funeral de Kropotkin, la Comisión decidió informar a la gente allí congregada de la falta de confianza demostrada por las autoridades y, en consecuencia, se sacaron del Templo todas las coronas enviadas por cualquier institución oficial de los comunistas. Temerosos ante la posibilidad de quedar públicamente comprometidos, los representantes del Sóviet de Moscú por fin dieron palabra de que todos los anarquistas encarcelados en Moscú serían inmediatamente puestos en libertad para que asistieran al funeral. No obstante, también faltaron a aquella promesa, pues solo soltaron a siete anarquistas de la «cárcel interna» de la Comisión Extraordinaria. Ninguno de los anarquistas presos en la cárcel de Butyrka asistió al funeral. La explicación oficial fue que los veinte anarquistas confinados en esa prisión habían rechazado la oferta de las autoridades. Más tarde, visité a los prisioneros para evaluar los hechos del caso. Ellos me informaron de que un representante de la Comisión Extraordinaria trató de imponerles la asistencia individualizada, haciendo algunas excepciones en casos concretos. Los anarquistas, conscientes de que la promesa de la liberación temporal era colectiva, exigieron que las condiciones se respetaran. El representante de la Checa se fue en busca de un teléfono para consultar a sus superiores, según había dicho. Y ya no regresó.
El funeral produjo una imagen impresionante. Fue una demostración única, nunca vista en ningún otro país. Largas colas de organizaciones anarquistas, sindicatos, sociedades científicas y literarias y organizaciones estudiantiles marcharon durante más de dos horas desde el Templo Obrero hasta el lugar de enterramiento, una distancia de siete verstas (aproximadamente, cinco millas). La procesión iba encabezada por estudiantes y niños que portaban las coronas que las diferentes organizaciones habían enviado. Negras pancartas anarquistas y rojos emblemas socialistas ondeaban sobre la multitud. La procesión, de una milla de largo, no precisó en ningún momento de los servicios oficiales para preservar la paz. La multitud mantuvo un orden perfecto, disponiéndose de forma espontánea en varias filas mientras los estudiantes y los trabajadores organizaban una cadena viva a ambos lados de los asistentes.  Al pasar frente al Museo Tolstói, el cortejo se detuvo y se inclinaron los estandartes para honrar la memoria de otro gran hijo de Rusia. Un grupo de tolstoyanos interpretó desde la escalinata del Museo la Marcha fúnebre de Chopin como muestra de amor y reverencia hacia Kropotkin.
El brillante sol de invierno se sumía ya en el horizonte cuando los restos de Kropotkin fueron bajados a su tumba después de que oradores de muchas tendencias políticas hubieran rendido un último tributo a su gran maestro y camarada.
Traducción de Enrique Moya Carrión
Capítulo XXVI del libro de Emma Goldman Mi desilusión en Rusia

24.1.18

(Documental) Vivienda y propiedad privada

Agosto de 2013, el nuevo plan de gobierno SEGUNDA OPORTUNIDAD, expulsa a más de 55.000 personas de la comuna de Puente Alto, y lo hará en Quilicura, Rancagua y varios territorios más de Chile.
¿Cómo se plantean en estos espacios la posibilidad de AUTODETERMINARSE TERRITORIALMENTE?
¿Qué medios para DEFENDERSE legalmente, frente a la represión, violentamente, comunicacional y organizativamente tienen los pobladores?
Año 1925, periódicos anarquistas dedicados específicamente al tema de la vivienda y las expulsiones forzadas por propietarios a arrendatarios de cités y conventillos del centro, relatan las luchas de comunas de arrendatarios libres que intentaron ejercer la autodeterminación, la acción directa y desobediencia civil ante la ley injusta, como medios para evitar los violentos desalojos.
Hoy la necesidad y “sueño” de la casa propia sigue manteniendo el negocio capitalista de la tierra y la inmobiliaria. Una casa para gente rica, que nunca va a alcanzar el que es usurpado constantemente para seguir manteniendo al propietario.
“Luego si la propiedad es un derecho natural, este derecho natural no es social, sino antisocial. Propiedad y sociedad son conceptos que se rechazan recíprocamente; es tan difícil asociarlos como unir dos imanes por sus polos semejantes. Por eso, o la sociedad mata a la propiedad o ésta a aquélla.”
Pierre Joseph Proudhon: “QUÉ ES LA PROPIEDAD”
Fuente: PortalOaca

18.1.18

Infancia ocupada: crecer en Palestina

Cuando cada aspecto de la vida cotidiana está sometido a la ocupación sionista, cada acción y decisión significa una resistencia por reconquistar esa vida.

Oh pícaros niños y niñas de Gaza
que constantemente me molestaban
gritando bajo mi ventana
que llenaban cada mañana con prisas y caos.
Ustedes, que rompieron mi maceta
y se robaron la flor solitaria de mi balcón.
Vuelvan
y griten todo lo que quieran
y rompan todas las macetas
y roben todas las flores
¡Vuelvan…
solo vuelvan!


(Khaled Juma, poeta palestino)
La imagen de Ahed desafiando a efectivos del ejército israelí recorre el mundo y golpea en el orgullo de la ocupación israelí. Por un lado, porque referentes políticos y formadores de opinión gustan jactarse de la superioridad de sus fuerzas armadas, la fuerza por la que conquistan el derecho de los ocupantes. No pueden dejar pasar que una niña ponga en entredicho la imponente autoridad de los conquistadores.
Pero también se debe a que la situación -el arresto de una adolescente menor de edad sacada de su casa por la fuerza junto a su madre, Nariman, a altas horas de la noche-, expone los límites morales que continuamente son quebrados por la ocupación militar israelí del territorio palestino.
La familia Tamimi es reconocida en la zona por su activismo en el Comité Popular de Nabi Salih que organiza a la comunidad. Cuando nos conocimos en octubre de 2016, compartiendo un café en su hogar junto a su madre y su padre Bassem, Ahed llevaba con orgullo la carga puesta sobre su adolescencia. Para su edad se mostraba enormemente consciente del significado de sus actos. Se le iluminaba una sonrisa poco modesta al contar el recibimiento que le dieron en su escuela tras su primer encuentro con los soldados. En su aula había alcanzado la talla de una pequeña heroína. Le ha puesto rostro a una juventud palestina que no se resigna a aceptar la rendición que por años han querido imponerle a su pueblo.
Ella enfrenta a una corte militar de un Estado extranjero que ocupa su tierra y podría pasar hasta diez años de prisión por incitación y ofensas contra la autoridad. Su desafío supone una amenaza potencial y por ello debe de servir un castigo ejemplar. Lo demuestran las reacciones de buena parte de la opinión pública y la clase política local dentro de la sociedad de Israel, que demandaron mano dura contra Ahed y la familia Tamimi por atreverse a humillar la imagen de los soldados israelíes.
El ministro de Eduación israelí, Naftali Bennett, dijo que las Tamimi “deberían terminar su vida en prisión”. Por su lado, el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, prometió los ya comunes castigos colectivos, al decir que “todos los involucrados, no solo la chica sino también sus padres y aquellos alrededor suyo, no escaparán de lo que merecen”.
La triste realidad es que ella ha tenido la “fortuna” de ser acompañada por la atención e indignación internacional; no pueden decir lo mismo los cientos de niños y niñas que han visto su vida ocupada, y las decenas que mueren cada año por balas israelíes y la impunidad que las acompaña. Entre estos está Musaab Firas Tamimi, de 17 años, primo de Ahed, el primer palestino muerto de 2018, asesinado por soldados israelíes que “creyeron” que estaba armado, durante una protesta en la aldea de Deir Nitham.
***
La regularidad y cantidad de las acciones demuestran que el asedio sobre la juventud palestina forma parte de un accionar sistemático que involucra a las fuerzas de ocupación, pero es acompañado por el sistema judicial y la maquinaria mediática y cultural israelí. Su deshumanización vuelve permisible todo tipo de acción a modo de “represalia preventiva”.
El objeto de esto lleva a desarticular la infancia, brutalizar y criminalizar la juventud palestina, forzarles a cargar con una adultez tan incompleta como prematura. Los plazos en prisión interrumpen ciclos escolares. Los desplazamientos fraccionan familias, quiebran relaciones personales y hacen del desarraigo un elemento de la personalidad. La violencia es asimilada en el entendimiento del mundo por parte de los menores.
Cuando no es el fútbol, los chicos en el campo de refugiados de Jalazón juegan a “judíos y palestinos”, a veces con pequeñas piezas de maderas que simulan armas o con piedras. Para la gran mayoría la única interacción que han tenido con un israelí ha sido con policías y soldados.
En la entrada al campo de refugiados de Aida, Shadi Obeidallah sonríe a los visitantes desde un poster con su fotografía. Tenía 13 años cuando un soldado israelí disparó desde una de las torres de vigilancia que franquea Aida, en la ciudad de Belén. La bala le perforó el corazón, matándolo en el acto. Era octubre de 2015.
Defense Children International – Palestine (DCIP) realiza el monitoreo de la violencia sistemática contra la juventud palestina por parte del Estado israelí. Las cifras en “tiempos de paz” hablan por sí solas. En 2015 se registraron 31 muertes de menores de edad; 35 en 2016 y 14 en 2017, por acciones que involucran a efectivos del ejército y la policía israelíes, o civiles armados de las colonias ilegales esparcidas a lo largo de Cisjordania.
Durante la última operación militar a gran escala contra la Franja de Gaza (entre el 9 de julio y el 26 de agosto de 2014) fueron asesinados 533 niños y niñas menores de 18 años, 380 como resultado del bombardeo indiscriminado contra la población civil.
Un caso emblemático golpeó a la familia Bakr, a los pocos días de comenzada la agresión. Ahed y Zakaria, de diez años edad, jugaban al fútbol en la playa con sus primos, Mohamed e Ismail, de once y nueve años. Un proyectil disparado por un navío de guerra israelí acabó instantáneamente con la vida de todo el grupo, a plena luz del día y ante los ojos y cámaras de reporteros que se encontraban en un alojamiento cercano.
Gaza se ha convertido en un caso de estudio en sí mismo por la magnitud de secuelas, físicas y psicológicas, registradas en menores de hasta 9 y 10 años que registran síntomas de stress post-traumático. El colapso de la infraestructura provocado por la agresión militar y el bloqueo israelí dejan a miles de personas sin acceso suficiente a tratamientos necesarios y a un ambiente de contención. Para una infancia forzada a asistir a más funerales que festejos y a convivir con el ruido de explosiones y aviones militares, la guerra continúa más allá de cada “temporada” de violencia.
En su sitio web, DCIP estima que cada año entre 500 y 700 niños y niñas de hasta 12 años son detenidos y procesados por el sistema de cortes militares de Israel. La “ofensa” más común que se les imputa es arrojar piedras a los soldados.
DCIP también informó que entre el 6 y el 19 de diciembre de 2017, 77 menores de edad fueron apresados; es decir, en las primeras dos semanas después de que el gobierno de Donald Trump decidiera reconocer deliberadamente a Jerusalén como capital de Israel. Los testimonios abundan sobre el abuso y la humillación que los grupos de soldados desatan sobre los jóvenes, que a menudo deben atravesar días de detención e interrogatorio sin acceso a abogados y sin poder contactar a sus familias.
Las evidencias son desbordantes y los análisis abundan, llenaríamos libros enteros con tan solo poner nombre y rostro a cada una de las historias de vida atravesadas por la ocupación israelí. Desde la última Intifada, o insurrección popular de principios del siglo XXI, ha habido un esfuerzo sistemático por hacer de la juventud palestina un objetivo específico de la violencia institucional israelí, ejercida a través del aparato policial/militar, judicial y de los medios de comunicación.
Vistos como “amenazas en desarrollo”, el aparato de la ocupación israelí se ha propuesto disciplinar y amedrentar a la población palestina desde su infancia.
La organización de derechos humanos y prisioneros Addameer describe en detalle el funcionamiento de la “justicia” israelí. En los últimos años, una serie de órdenes militares y fallos judiciales ha permitido la detención de menores de hasta 12 y 13 años de edad durante 24 horas antes de su traslado al juzgado; 48 horas en el caso de 14 y 15 años, extensibles por otras 96 para interrogatorios por la policía. A partir de los 16 años ya se establecen criterios similares a los que reciben después de la mayoría de edad.
Un aspecto fundamental dentro de todo esto: los civiles judíos israelíes son llevados ante juzgados civiles, y enjuiciados como adultos a partir de los 18 años, con las garantías y obligaciones que eso confiere. En el caso de personas de origen palestino, se les juzga como adultas a partir de los 16 años frente a un corte militar, donde los impedimentos para acceder a abogados, el acoso y los maltratos físicos y psicológicos durante el encierro preventivo y los interrogatorios son sistemáticos. Esto refleja el racismo institucionalizado que forma los cimientos del proyecto social y político sionista.
Esta es la realidad que desafían niños y niñas como Ahed, la realidad de crecer bajo y a pesar de la ocupación. En esa aptitud de buscar la vida y defenderla está el golpe que hiere la arrogancia del ocupante. Cuando cada aspecto de la vida cotidiana está sometido a la ocupación, cada acción y decisión significa una resistencia por reconquistar esa vida.
El Furgón
Julián Aguirre/La Haine