27.11.14

(COMUNICADO) Medidas anunciadas por Peña Nieto respecto de la desaparición forzada son insuficientes: OSC y víctimas

México, DF, 27 de noviembre 14. En relación con las medidas anunciadas el día de hoy por el Presidente de la República para hacer frente a la crisis de violaciones a derechos humanos y corrupción que vive el país, evidenciada por los casos Ayotzinapa y Tlatlaya, los organismos de derechos humanos y de víctimas denunciamos que la atención brindada a la grave problemática de las desapariciones forzadas es insuficiente.
Es importante recordar que no es la primera vez que el actual gobierno anuncian planes y acciones de búsqueda. Tal es el caso del Plan Nacional de Búsqueda de Personas No Localizadas presentado el 9 de julio de 2014 por la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Gobernación, con componentes y mecanismos como el dispositivo de búsqueda urgente, el registro único de fosas comunes y la Red Nacional de Procuración de Justicia para la Búsqueda de Personas No Localizadas.[1]
Dicho Plan no sirvió para prevenir la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas ni para responder con acciones de búsqueda inmediata. Respecto de este antecedente, lo anunciado hoy no implica novedad ni avance cualitativo alguno.
Como parte de las medidas anunciadas hoy por el Presidente Enrique Peña Nieto, se comprometió a crear un Sistema Nacional de Búsqueda de Personas No Localizadas y un Sistema Nacional de Información Genética. Además, informó que enviará las iniciativas de reforma sobre desaparición forzada, tortura y ejecución extrajudicial y fortalecerá los protocolos y procedimientos para la investigación oportuna de dichos delitos. No obstante, el contenido del Sistema Nacional no fue informado previamente ni existió ningún procedimiento de consulta para construir la propuesta con quienes por años han denunciado el aumento exponencial de las desapariciones en México.
Por otro lado, parte de las acciones anunciadas sobre este tema corresponden al Poder Legislativo, sin que el titular del Ejecutivo haya señalado alguna medida inmediata para impulsar la investigación de las miles de desapariciones forzadas que han sido denunciadas en los últimos años, en esquemas que garanticen tanto la búsqueda de las personas desaparecidas como la sanción de los responsables.
Las organizaciones consideramos que frente a la magnitud de la crisis de desapariciones, es reprochable que el mensaje central de hoy no reconociera la magnitud de esta crisis y se omitiera incluir medidas inmediatas y emergentes, en el ámbito de la justicia, para garantizar que en todas las desapariciones denunciadas haya justicia y verdad. Es importante resaltar que según la cifra oficial presentada en el Registro Nacional de Personas Desaparecidas (RNPED) al 31 de octubre de 2014 establece la alarmante cifra de 23 mil 605 personas “no localizadas” como le llama el gobierno, de las cuales casi 5 mil han ocurrido durante el 2014, la cifra más alta registrada desde 2007.
La creación de un Sistema Nacional de Búsqueda no puede dejar de lado los aportes de las víctimas y de la sociedad civil, que han sido los principales factores de impulso a la búsqueda de las personas desaparecidas. En esa medida, cualquier iniciativa debe consultarse ampliamente y la asistencia técnica que proporcionará la Comisión Interamericana de Derechos Humanos brindará al Estado mexicano dentro del caso Ayotzinapa, elementos para el diseño de reformas y políticas de búsqueda y justicia que verdaderamente atiendan de manera integral este problema en el plano estructural.
Finalmente, lamentamos que hoy a dos meses de la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, el Presidente de la República no haya revelado ninguna acción concreta para profundizar la búsqueda de los estudiantes, cuyo paradero hasta hoy no se ha esclarecido con pruebas científicas, ni haya realizado ningún acercamiento con los padres y madres de familia que han vivido en la zozobra e indignación desde el 26 y 27 de septiembre de 2014, ante quienes suscribió compromisos que hasta el día de hoy permanecen incumplidos.

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh)
Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan
Centro Diocesano de Derechos Humanos Fray Juan de Larios
Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH)
FUNDAR, Centro de Análisis e Investigación
Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (FUNDEM)
JASS, Asociadas por lo Justo
SMR, Scalabrinianas: Misión para Migrantes y Refugiados
Centro Regional de Derechos Humanos “José María Morelos y Pavón”
[1] Sala de Prensa, Boletín 347, 9 de julio de 2014 “Presentan la SEGOB y PGR avances en el marco del Plan Nacional de Búsqueda de Personas No Localizadas ante organizaciones de la sociedad civil”. Disponible en:http://segob.gob.mx/es/SEGOB/Sintesis_Informativa?uri=http%3A%2F%2Fwww.SEGOB.swb%23swbpress_Content%3A5067&cat=http%3A%2F%2Fwww.SEGOB.swb%23swbpress_Category%3A1

Se realiza Paro en el CEDART "Miguel Cabrera" Oaxaca en solidaridad con los desaparecidos

Se realiza paro de dos días, 27 y 28 de Noviembre por el México que sangra, a cargo de la comunidad del Centro de Educación Artística "Miguel Cabrera" Oaxaca. En solidaridad con los desaparecidos, sacando  un comunicado en el cual expresan y contextualizan la realidad que se vive en México, además remarcando la lógica que existe entorno a las artes. Concluyendo que realizarán brigadas de información y plan de acción entorno a las manifestaciones futuras que se realizan en Oaxaca y México.

Evento político-cultural por Lucio Cabañas 40 aniversario de la caída en combate

Evento político-cultural, Lucio Cabañas: De profesor rural a maestro de la revolución, 40 aniversario de la caída en combate. Sábado 29 de Noviembre de 2014 en el Auditorio "Agustín Ascensión" de la sección 9 Democrática de la CNTE, ubicado en Belisario Domínguez #32 Col. Centro a partir de las 10:00 Horas.
"Ser pueblo, hacer pueblo, estar con el pueblo"

25.11.14

Israel intensifica la represión contra los palestinos

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu ha lanzado una ofensiva generalizada contra los palestinos. Esto se ha producido después de la matanza en una sinagoga de Jerusalén Occidental, el martes pasado, de cuatro rabinos y un policía, en la que resultaron heridas otras ocho personas, matanza llevada a cabo por dos palestinos de Jerusalén Este que fueron abatidos inmediatamente por la policía.
El ataque tuvo lugar en un contexto de varios meses de empeoramiento de la opresión de los palestinos de Cisjordania, Jerusalén Este e Israel. En el último mes, Israel ha impuesto severas restricciones al acceso a la mezquita de Al Aksa, llegando a impedir en algunas ocasiones a los fieles palestinos la entrada en la misma, en respuesta a los deseos de fanáticos judíos que, junto con políticos ultraderechistas del Partido Hogar Judío que gobierna en coalición con el Likud de Netanyahu, han pedido que se eliminen las normas que prohíben a los judíos rezar en ese lugar. La semana pasada, un palestino conductor de autobús fue encontrado ahorcado en su vehículo después de haber sido golpeado y asesinado por colonos judíos. Según la policía, se trató de un suicidio.
Netanyahu está incitando a los elementos más rabiosamente nacionalistas y religiosos de la sociedad israelí, con el fin de avivar las tensiones entre los judíos y los palestinos en Jerusalén Este, que Israel se anexionó ilegalmente después de la Guerra de los Seis Días de 1967, así como en los Territorios Ocupados e incluso dentro de Israel.
El propósito de este incremento de la represión es triple.
Como en el caso de la guerra de 50 días contra Gaza el pasado verano, está dirigida a aterrorizar a toda la población palestina, sobre todo a los que viven en Jerusalén Este, buscando romper una resistencia a la ocupación que dura ya 66 años y forzándoles a huir a Jordania o a cualquier otro lugar.
En segundo lugar, persigue acabar con la oposición de los trabajadores israelíes a la creciente pobreza, las desigualdades sociales y las guerras constantes que caracterizan a la sociedad israelí en la actualidad. El malestar por la austeridad y la hostilidad a las políticas agresivas y militaristas de Netanyahu hacia los palestinos no han encontrado medios de expresión en los partidos de “izquierda” y de “centro”, todos los cuales han apoyado la guerra de Netanyahu y su programa en favor de los grandes empresarios.
En tercer lugar, está buscando el apoyo de estos elementos para apuntalar su frágil coalición, que se está desgarrando por discrepancias con su política económica, en medio de rumores generalizados sobre unas elecciones anticipadas menos de dos años después de las últimas.
Israel ha restablecido la práctica bárbara e ilegal de la demolición de casas palestinas como castigo colectivo. A las cuatro de la mañana del miércoles, las fuerzas de seguridad demolieron un edificio de cinco pisos en Silwan, Jerusalén Este, que fue el hogar de varias familias, entre ellas la de Abdul Rahman al Shaludi, que atropelló con su coche a varios peatones el mes pasado, matando a un bebé y a una joven antes de ser él mismo abatido por la policía. Despertaron a sus familiares a la una de la madrugada y les dieron cinco minutos para salir.
Según la organización israelí de derechos humanos B’Tselem, alrededor de 675 casas palestinas fueron demolidas durante la segunda intifada, entre 2000 y 2005. Después de 2005, Israel abandonó en gran medida esta práctica, después de que un informe señalara que era ineficaz como elemento de disuasión y únicamente servía para acrecentar la hostilidad. Hablando sobre este asunto, Netanyahu dijo: “Este es un paso importante y habrá más demoliciones de casas. Habrá muchas más medidas”.
Otras medidas contra la población palestina de Jerusalén Este son las siguientes:
- El despliegue de fuerzas de seguridad en las entradas de los barrios palestinos de la ciudad para parar a la gente e interrogarles, en condiciones en las que la presencia policial ya es muy elevada en todo momento desde la segunda intifada.
- Incursiones de las fuerzas de seguridad en las casas de supuestos “terroristas”.
- La asignación de dos compañías adicionales de la Policía de Fronteras a la capital, cuya presencia ha ido en aumento durante el último mes.
- Frecuentes incursiones policiales a gran escala en los barrios “conflictivos”, practicando arrestos masivos entre quienes se resisten y protestan.
- Incremento de las patrullas en los alrededores de las mezquitas, sinagogas y otros lugares sagrados.
El ministro de defensa Moisés Yaalon ha suspendido los planes que existían para suavizar las barreras y controles en Cisjordania, al tiempo que ha aumentado los efectivos de las fuerzas de seguridad.
Este año, las fuerzas de seguridad han llevado a cabo un promedio de 98 operaciones de búsqueda y captura a la semana en Cisjordania, frente a las 75 del año pasado, según la ONU. La organización de derechos humanos Addameer ha informado que alrededor de 6.500 palestinos se encontraban en las prisiones israelíes el 1 de octubre pasado. De estos, 182 eran niños y 500 eran presos “administrativos”, recluidos sin cargos ni juicio.
Las autoridades han arrestado a cuatro palestinos, tres de los cuales eran miembros de Hamas, que, según dicen, han reconocido haber planeado el asesinato del ministro de asuntos exteriores Avigdor Lieberman con un cohete antitanque, el cual debía ser disparado mientras conducía hacia su asentamiento judío, en la Cisjordania ocupada. Los servicios secretos, Shin Bet, dijeron que el presunto complot se había preparado durante la guerra de julio y agosto de Gaza.
El ministro de seguridad pública, Isaac Aharonovitch, ha pedido que quienes efectúen ataques y sean abatidos por las fuerzas de seguridad no sean enterrados en la capital. Previamente, había propuesto que se levantaran las restricciones para que los colonos judíos puedan llevar armas para su “autodefensa”.
Esto ha sido como una señal para que los colonos ultranacionalistas desciendan sobre los barrios palestinos de Jerusalén y ataquen a sus habitantes. El diario Haaretz ha informado que “varios manifestantes de extrema derecha se reunieron cerca del lugar del ataque [contra la sinagoga de Jerusalén Occidental] gritando ‘muerte a los árabes`y ‘venganza’ entre otras cosas”.
A los colonos se les permite robar, atacar las casas y las propiedades de los palestinos y matar con impunidad. El grupo de derechos humanos Yesh Din ha informado que la violencia de los colonos tiene lugar todos los días, a pesar de lo cual solo unas pocas denuncias por “daños causados a los palestinos y sus propiedades” terminan con alguna acusación: un mero 7,4 por ciento de 970 denuncias presentadas y solo dos casos desde 2013.
Un grupo de colonos atacó y apuñaló a Fadi Yalal Radwan, de 22 años, el martes en Kufer Akab, mientras que Ibrahim Mahmud, de 16 años, fue trasladado a una unidad de cuidados intensivos después de recibir un disparo de un colono en un pueblo al este de Ramala. Seis palestinos fueron hospitalizados después de que las fuerzas de seguridad israelíes les dispararan, cuando intervinieron en unos enfrentamientos provocados por los ataques de unos colonos contra una escuela al sur de Naplusa.
Muchos jóvenes han sido arrestados en pueblos palestinos del norte de Israel en el transcurso de grandes manifestaciones de protestas, algunas de ellas en los campus universitarios, tras el asesinato de Jeir Hamdan, de 22 años, en Kufer Kana. Netanyahu dio todo su respaldo a la policía, diciendo que aquellos que piden la destrucción del estado de Israel debían ser despojados de su ciudadanía.
Un proyecto de ley sobre un “estado judío” fue acordado por el gobierno el domingo y se presentará en breve en el parlamento. Su objetivo es definir a Israel como un estado judío en las Leyes Básicas del país, socavando así los derechos de los no-judíos, principalmente de los palestinos, a quienes no se tendría la obligación de otorgar los mismos derechos.
Además, degradaría la lengua árabe, desde su actual y debilitado estatus como lengua oficial, exigiría la utilización de la ley judía en el sistema judicial “como fuente de inspiración” y consagraría el himno nacional y las fiestas judías en las Leyes Básicas.
Esto se produce después de que una nueva ley haya elevado el umbral del voto en el sistema electoral proporcional israelí, algo que ha sido considerado como un intento de excluir a los tres pequeños partidos que representan a los “árabes israelíes”, que constituyen el 20 por ciento de la población.
Todo esto ha provocado la airada respuesta de los jóvenes palestinos de Cisjordania, que salieron a protestar a las calles el viernes. Unos 350 palestinos se manifestaron en Hebrón, lanzaron piedras y cócteles Molotov a la policía, que reprimió la manifestación. En otras partes, los soldados israelíes emplearon pelotas de goma para dispersar una manifestación de cien personas en Naplusa, donde tres palestinos tuvieron que ser hospitalizados, y en Kalandiya, al norte de Jerusalén, donde un manifestante resultó herido.
Fuente: Israel steps up repression against Palestinians
Acerca del traductor: Javier Villate mantiene el blog Disenso, con artículos, análisis y traducciones sobre Palestine, Israel y Medio Oriente. Le puedes seguir en Twitter como @bouleusis
Fuente: Jean Shaoul, World Socialist Web Site / Traducción: Javier Villate

(Comunicado) Si tocan a una, nos tocan a tod@s

Comunicado de Izquierda Anticapitalista
Este 25 de Noviembre, día Internacional contra la Violencia Machista, volvemos a denunciar y a visibilizar la situación en la que nos encontramos las mujeres. Una situación marcada por la violencia, la opresión y la desigualdad de derechos, donde la agresión física y el asesinato son sus manifestaciones más brutales y visibles, pero que coexisten con otras muchas formas de violencia cotidiana: económica, sexual, simbólica o verbal, etc. La base que hace posible toda esta violencia se encuentra en la desigual relación de poder entre mujeres y hombres.
El proceso de desposesión al que estamos siendo sometidas también tiene graves consecuencias desde la perspectiva de género. La gestión neoliberal de la crisis refuerza la tradicional división sexual del trabajo. Además, la pérdida de ingresos en los hogares, acompañada del desplazamiento de los costes de dicha crisis al interior de estas mismas unidades familiares acentúa nuestra situación de precariedad.
Una clara manifestación de esta reprivatización de la reproducción social es la situación de la llamada ley de dependencia. El abandono de las tareas de cuidados por parte del Estado, que reduce al máximo posible la externalización de dichas tareas, provoca que seamos fundamentalmente las mujeres quienes asumamos esta labor. En ocasiones dejando nuestros trabajos como asalariadas, y en otras, empezando a trabajar de manera duplicada o con reducción de nuestra jornada laboral, debido a que se trata de una tarea socialmente considerada como "femenina". La brecha salarial existente entre mujeres y hombres y la tendencia feminizadora del sector terciario (con peores condiciones laborales) no hace sino acrecentar este "rol" de cuidadoras.
La violencia sexual omnipresente o la cosificación de nuestros cuerpos son otras manifestaciones menos explícitas sobre la que los aparatos ideológicos y los medios de comunicación imponen el discurso del machismo como un problema individual y personal.
Para tratar de paliar esta situación, hace 10 años entró en vigor la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de protección Integral contra la Violencia de Género. Si bien esta ley supuso avances, los datos de este año (un total de 52 mujeres asesinadas) vuelven a poner de manifiesto la necesidad de seguir organizándonos y convertir la lucha contra la violencia machista, en sus múltiples facetas, en una lucha transversal a toda la sociedad.
Se evidencia que la solución no debe pasar por el aumento de la represión policial y judicial, sino por la prevención y el combate contra la violencia simbólica, donde se configuran los roles "masculino" y "femenino" de manera dicotómica, que pretenden situarnos como sujetos pasivos, débiles, dependientes y recluidos en el ámbito familiar; frente a la figura dominante del hombre asociada con la fortaleza, decisión, agresividad, competición, etc.
El sólido anclaje que el patriarcado proporciona al sistema capitalista hace que ambos marcos de explotación y opresión se fortalezcan mutuamente. La lucha feminista no puede ni debe consistir en la elaboración de una receta infalible a aplicar en un futuro siempre por llegar, sino en la aplicación directa y consciente de una perspectiva feminista tanto en el fondo como en la forma de nuestras expresiones y prácticas políticas.
Por eso, un año más, desde Izquierda Anticapitalista, mostramos nuestro firme rechazo a la violencia machista, una violencia de la que se nutre el capitalismo patriarcal, y que seguiremos luchando por erradicar en nuestro camino hacia una sociedad justa e igualitaria.

(Comunicado) Ejercito Popular Revolucionario-EPR


AL PUEBLO DE MEXICO
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES
A LOS ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS
A LAS ORGANIZACIONES POLITICAS, POPULARES Y REVOLUCIONARIAS
A LOS PADRES DE FAMILIA DE LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS
A LOS NORMALISTAS DE AYOTZINAPA Y A LA FECSM

¡HERMANOS, HERMANAS, CAMARADAS!

¡QUE CADA ACTO DE REPRESIÓN ALIMENTE LA VOLUNTAD POPULAR DE COMBATIR!

El intento por querer vincular al crimen organizado a los normalistas de Ayotzinapa y a los 43 detenidos-desaparecidos de manera forzada cae por su propio peso, el intento por dar por muertos a los mismos también ha sido desenmascarado por su falsedad y lo mismo ocurrirá con el grotesco implante de provocación de la violencia desde el Estado en las manifestaciones populares. El gobierno antipopular y represivo intentará cuantas tretas sean necesarias para prolongar de manera indefinida el dolor que genera la ausencia de los detenidos-desaparecidos de manera forzada como parte del terrorismo de Estado.

Una maniobra más de este gobierno antipopular y represivo está en curso para diluir la responsabilidad en los crímenes de lesa humanidad del Estado mexicano. Primero se vertieron "informes" incriminatorios desde el Cisen contra organizaciones populares y luchadores sociales de estar vinculados ya con el narcotráfico u organizaciones criminales; cuando eso no funcionó esos mismos "informes" ahora los vinculan a la guerrilla; después vinieron los sesudos "análisis" de las plumas mercenarias que en nombre del oficio periodístico se autoasumen como ministerio de la voz y el pensamiento pidiendo se aplique la ley a los "violentos"; posteriormente viene la exigencia de la oligarquía en voz de una abstracta "sociedad civil" que pide se aplique el estado de derecho.

En ese marco de linchamiento político contra las manifestaciones de solidaridad con las víctimas del crimen de Estado cometido en Iguala, Guerrero el representante de la actual junta administrativa de los intereses oligárquicos amenaza con generalizar la represión y acto seguido se desata la exigencia de la aplicación de la ley, del estado de derecho por todo el séquito de representantes del Estado mexicano.

En ese contexto está la amenaza del general Cienfuegos de enfilar la acción militar represiva contra todo aquel que denuncie el papel que juega el ejército federal en el cometido de crímenes de lesa humanidad. Y para cerrar, desde los monopolios de la comunicación, la dictadura de opinión constituye cuña política para la defensa del régimen, contando con la participación del ministerio de la opinión, que desde el oficio de periodismo se toma partido para defender al régimen represivo y antipopular.

Resulta que el violento desde el Estado despotrica contra la violencia; el provocador grita ¡detengan a los violentos!; el asesino de Estado dice defender los derechos humanos y proteger a la ciudadanía; los represores claman paz y están de acuerdo con la "movilización pacífica"; y los provocadores llaman a una nebulosa acción de golpe a golpe. ¡Qué farsantes! En cada una de sus declaraciones hablan como si de veras fueran víctimas cuando el Estado mexicano es el victimario permanente. Los terroristas están y operan desde el Estado, en ellos recae la responsabilidad de los más de 80 mil detenidos-desaparecidos que existen en el país, así que no son sólo 43, son miles de víctimas del terrorismo de Estado.

El 20 de noviembre nuevamente se reprimió al pueblo, utilizando la misma táctica que en diciembre de 2012; día en el cual quedó manifiesto el carácter represivo del gobierno de EPN en mancuerna con la administración del DF. La violencia irracional no viene de las fuerzas populares que exigen justicia ante los crímenes de lesa humanidad, no, surge de la provocación realizada por las fuerzas represivas desde la concepción contrainsurgente en el intento de contener la condena multisectorial a un gobierno que se sostiene sólo con el puntal de los cuerpos represivos.

Se provoca la "violencia" con grupos supuestamente anarquistas para justificar la represión, desde el supuesto mundo del anarquismo se monta la provocación para poder ejercer "la aplicación de la ley", "todo el peso del estado de derecho"; se reprime "sutilmente" para infundir el terror del Estado y tratar una vez más de diluir la responsabilidad del Estado mexicano en los delitos de lesa humanidad. "Los infiltrados" y los "provocadores" –como el 1 de diciembre– en realidad son parte de los cuerpos represivos, ¡Son elementos activos del ejército y las fuerzas represivas!, las pruebas en cada ocasión son del conocimiento público.

Vieja práctica del Estado mexicano, montar la provocación y justificar la política represiva, en estos tiempos de violencia institucional el ejército federal juega parte esencial en la represión, en él recae el cometido de crímenes de lesa humanidad, en él pasan todos los hilos de la preparación de los cuerpos paramilitares para reprimir sin el uniforme militar. Probado está que tanto el 1 de diciembre de 2012 y el 20 de noviembre del presente año, el ejército sembró e infiltró a los provocadores y después se desató la venganza policíaco-militar contra el pueblo que salió a manifestarse. Es una reedición del halconazo de 1971, el mismo modus operandi, los militares en acción represiva haciéndose pasar como manifestantes.

Lo acontecido el 20 de noviembre contra los manifestantes va más allá de la arbitrariedad y criminalización de la protesta popular, desde los cuerpos represivos se trata de evitar la solidaridad popular con las víctimas del crimen de Estado cometido en contra de los normalistas de Ayotzinapa y la FECSM; se trata de evitar que el pueblo siga condenando este crimen y exija la presentación con vida de los detenidos-desaparecidos, así mismo el castigo de los criminales de Estado. A las maniobras de desgaste se le suma la represión para acabar con la movilización popular por medio del terrorismo de Estado. Con más represión tratan de acallar la exigencia popular de ¡Vivos se los llevaron! ¡Vivos los queremos!

No se trata de la incapacidad de las autoridades del DF y del gobierno federal para "identificar" a los "provocadores", una vez más se pone de manifiesto la vocación represiva como política para salvaguardar "las instituciones" que sólo procuran iniquidad en todos los aspectos. Llevan prisa por reprimir y ahogar el clamor popular de la presentación de los detenidos-desaparecidos con un nuevo baño de sangre y nuevos detenidos-desaparecidos y más presos políticos.

Nadie debe equivocarse, no es tiempo de dar concesiones de ninguna índole, los manifestantes, los presos políticos, los detenidos-desaparecidos, quien sea que proteste contra este gobierno antipopular y represivo no ha cometido delito alguno, sólo han hecho valer el legítimo derecho a la manifestación pública. El pueblo tiene todo el derecho de manifestar su repudio a este gobierno y sólo quienes están con él en privilegios inconfesables hablan del respeto de la ciudadanía al derecho de manifestación, siempre con un "pero" represivo: "Los ciudadanos podrán manifestarse siempre y cuando se haga por la vía pacífica". Otra vez la amenaza represiva, que hoy hace acusaciones de "asociación delictuosa, motín y homicidio en grado de tentativa" para imponer un castigo fascista a quien ose denunciar a este gobierno prooligarca, desde las instituciones gubernamentales se están cebando la represión que ejercieron contra los ciudadanos que salieron a manifestarse.

Queda demostrado por los hechos vivos de la realidad que la vía "institucional" se cancela cada vez más, en la medida que se privilegian los intereses de una minoría depredadora, mientras el pueblo queda excluido de cualquier derecho, se le criminaliza y reprime de forma masiva y selectiva. Toda declaración gubernamental que diga defender los derechos humanos y respetar el derecho constitucional es demagogia pura.

El Estado represor siempre ha estado presente, ya sea con el PRI o con el PAN, con cualquier otra sigla partidista. Todos se rigen por las mismas leyes, funcionamiento y formas de hacer política del Estado burgués mexicano. En México se vive una dictadura, la dictadura de una minoría que oprime y explota al pueblo.

Si se vislumbra una nueva oleada represiva, cada arbitrariedad, cada acto represivo, cada decisión antipopular desde este gobierno neoliberal debe alimentar la voluntad popular de combatir en todas sus expresiones y formas de lucha. Distingamos a la provocación policíaco-militar de la verdadera resistencia popular combativa, las medidas de protección colectiva son más que necesarias, la capucha, el paliacate, el rostro cubierto son símbolos de la resistencia y la dignidad popular, nada tienen que ver con el embozamiento de los rostros militares o paramilitares que hacen apología y culto a la muerte. Desde los cuerpos represivos exigen los rostros visibles para poder ejercer la represión selectiva con mayor facilidad, nunca hay que ser ingenuos en la lucha popular.

Si con represión se pretende acallar la exigencia popular de la presentación de los detenidos desaparecidos, se equivocan, ayer estuvieron asesinando y desapareciendo al pueblo indefenso y desorganizado, hoy han topado con la dignidad de una parte del pueblo organizado y consciente de quién es el único responsable de los crímenes de lesa humanidad. No es el crimen organizado, no es la delincuencia, es el Estado mexicano el responsable directo de ellos por medio del aparato represivo.

Desde el gobierno y todo el séquito que lo sostiene cierran filas para reprimir al pueblo movilizado, luego entonces, los oprimidos debemos unirnos hombro a hombro, codo a codo contra la represión desarrollando cuantas formas de organización y lucha sean necesarias. Sólo quienes están con un gobierno antipopular y represivo temen al pueblo movilizado, solo ellos se desviven por defender a una institucionalidad corrupta y podrida hasta la médula.

Si la desaparición forzada de los 42 normalistas rurales es uno de los episodios recientes más brutales del terrorismo de Estado, marchemos juntos todas las víctimas del Estado para exigir la presentación de todos los detenidos-desaparecidos de ayer y hoy; desarrollemos formas combativas de organización y lucha que pongan un freno a la represión y violencia institucionalizadas.

¿Qué sentido tiene una manifestación pasiva que no desenmascare el carácter represivo y antipopular de esta administración? La protesta popular con pintas y consignas, los bloqueos carreteros, la toma de las instituciones representativas del régimen y el capital, el bloqueo económico a las instituciones del capital transnacional... todas son parte de las acciones políticas de masas, de la crítica política de las masas al régimen neoliberal. ¿Qué esperaban señores representantes del capital? La protesta activa es parte de la resistencia popular combativa y refleja la disposición de este pueblo a enfrentar a sus opresores y explotadores, es la respuesta a los crímenes de lesa humanidad.

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡A SEGUIR EXIGIENDO LA PRESENTACIÓN CON VIDA DE TODOS LOS DETENIDOS DE AYER Y HOY¡
¡A CERRAR FILAS CONTRA EL TERRORISMO DE ESTADO!
¡POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR!
¡EL EPR TRIUNFARA!

COMITÉ CENTRAL
DEL
PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR

COMANDANCIA GENERAL
DEL
EJÉRCITO POPULAR REVOLUCIONARIO

CG-EPR

Año 50.

República mexicana, a 24 de noviembre de 2014

20.11.14

(Llamamiento) A la acción de Ricardo Flores Magón

Compañeros, preparémonos para la acción. Nuestros hermanos de México, sostienen en estos momentos una lucha tremenda. Volemos a reforzar el movimiento.
Sin violar las leyes de neutralidad podemos ir a luchar contra el despotismo como individualidades.
Alistémonos rápidamente. Podemos entrar de uno en uno a México y reunirnos allí a los grupos rebeldes. Pero hagámoslo pronto.
La antorcha de la insurrección chisporrotea, soplemos sobre ella para que se alce la llama y se produzca el incendio salvador.
Aprovechémonos de la circunstancia de que el despotismo no puede cargar sus fuerzas sobre un solo lugar porque por todas partes está comprometido.
Madero fracasó; pero el Partido Liberal continúa la lucha. Madero se hundió; pero el estandarte rojo de las reivindicaciones populares ha sido enarbolado ya por los liberales. Aumentemos las filas de los nuestros para que la Revolución tome el curso que deseamos darle los hombres de buena fe, los que no queremos puestos públicos porque nos da asco ser amos y nos repugna tenerlos.
Compañeros: no olvidéis que si desaprovechamos esta oportunidad, muy difícilmente tendremos otra.
Cuando después de los grandes movimientos de los días 20, 21, 22, 23, 24 y 25 del mes pasado os aconsejamos que estuvierais pendientes de los sucesos, parecía que la actividad revolucionaria había quedado confinada a la Sierra de Chihuahua. En posesión de mejores datos, podemos decir que el movimiento continúa y es preciso reforzarlo, es preciso impedir que muera, es preciso organizarnos rápidamente los que no lo estamos para entrar en acción.
La Junta, como ya lo hemos dicho, organiza rápidamente grupos rebeldes en territorio mexicano. Esos grupos estarán pronto en aptitud de hacer sentir su poder.
Pongamos todos manos a la obra y el incendio crecerá. Compañeros: a la acción. Pero si por cualquier circunstancia no podéis ir a México a reuniros con vuestros hermanos, enviad dinero a la Junta para el fomento de la Revolución.

(De Regeneración, 10 de diciembre de 1910).